Zenrai Dojo

ZENRAI DOJO

 
Zenrai Dojo es una “Escuela de Aikido” inscrita en el Registro de Entidades Deportivas de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Ubicada en la calle Sagasta, junto al corazón de la capital murciana. Cuarenta y cinco metros cuadrados de tatami profesional y treinta y cinco metros cuadrados de zonas comunes al servicio de los conciudadanos, tanto niños como adultos. En este pequeño espacio se reúnen los socios de esta entidad de promoción y recreación deportiva para practicar Aikido. Un arte marcial de defensa originario de Japón, en el cual no existe la competición y que persigue una educación integral del ser humano a través del desarrollo personal.

En la asociación Zenrai dojo además de la práctica del Aikido, se llevan a cabo también todas aquellas actividades relacionadas con la cultura nipona (pues resulta difícil profundizar en una determinada “disciplina” omitiendo su contexto cultural) y cualquier otra de carácter holístico, que apueste por la transición del ser humano por senderos de paz.

 
 
 
 

NUESTRO AIKIDO

En Zenrai dojo entendemos el Aikido como una actividad física que propicia el desarrollo íntegro del ser humano. Seguimos las directrices técnicas del Hombu Dojo de Tokio (Centro Mundial del Aikido).

Nuestro dojo está además vinculado a la Asociación Spain Aikikai y la Federación Española de Judo y Disciplinas Asociadas, estando la graduación de su monitor, reconocida por ambas entidades.


El Aikido es una “vía” para unirse a la dinámica del Universo, el cual se rige por ocho fuerzas fundamentales:
• Movimiento y Quietud.
• Rigidez y Fluidez.
• Expansión y Contracción.
• Unificación y División.


Lo que resulta más productivo es tener paciencia y trabajar sin esperar resultados… desengáñense, no hay milagros, ni recetas mágicas, solo trabajo, compromiso y entrega. En palabras de Seigo Yamaguchi sensei: "el aikido es trabajo duro".

Meditación

 

En Japón, el término dōjō también tiene relación con el budismo zen y la práctica de la meditación zazen, igualándose al término zendo.

El zazen busca un estado de contemplación en el que el practicante adquiere un estado de desapego/aislamiento del mundo material, de las sensaciones, de la temporalidad, de las ideas vanas y egoístas que impiden una visión directa de la realidad.

¿Qué es el dojo?

Es el término empleado en Japón para designar un espacio destinado a la práctica y enseñanza de la meditación y/o las artes marciales tradicionales modernas o gendai budo.
En japonés dōjō (道場) significa literalmente «lugar donde se practica la Vía» o «lugar del despertar» y se refiere a la búsqueda de la perfección física, moral, mental y espiritual. Tradicionalmente es supervisado por un maestro de la vía/del camino, el Sensei.

Dojos en las artes marciales

 

Debido a la relación del guerrero medieval japonés o samurái con la filosofía de vida del budismo zen, muchos dōjō antiguos y contemporáneos aún se destinan a la práctica de las diferentes artes marciales del Japón conocidas como budō. Incluyendo no solo la parte física de la práctica sino además la preparación mental, y el condicionamiento voluntario bajo un código de conducta o Dojo Kun.
Otras disciplinas modernas coreanas copiaron el concepto del lugar y los diferentes rituales y orden de los elementos y de los estudiantes; en sus sitios de practica después de la segunda guerra mundial (1939-1945), o de la guerra de Corea (1950 - 1953) como en el caso del Taekwondo, el Tangsudo / Tang soo do, y en el Hapkido donde sus salas de practica toman el nombre de dochang.
 

 

En muchos estilos clásicos y tradicionales, al comienzo y al final de cada sesión de entrenamiento, los estudiantes hacen una limpieza ritual del dōjō, llamada sōji.

La limpieza regular enseña disciplina y refuerza el mensaje zen respecto a la responsabilidad de mantener el dōjō en perfectas condiciones.

Actualmente los dōjōs se encuentran en desuso debido al aumento de la práctica de los deportes de combate modernos, como el Boxeo, el Kickboxing, y las artes marciales mixtas.

Las cuales se enseñan y realizan en salas de entrenamiento ubicadas en la mayoría de gimnasios.

Dojos en las artes marciales

Debido a la relación del guerrero medieval japonés o samurái con la filosofía de vida del budismo zen, muchos dōjō antiguos y contemporáneos aún se destinan a la práctica de las diferentes artes marciales del Japón conocidas como budō. Incluyendo no solo la parte física de la práctica sino además la preparación mental, y el condicionamiento voluntario bajo un código de conducta o Dojo Kun.
Otras disciplinas modernas coreanas copiaron el concepto del lugar y los diferentes rituales y orden de los elementos y de los estudiantes; en sus sitios de practica después de la segunda guerra mundial (1939-1945), o de la guerra de Corea (1950 - 1953) como en el caso del Taekwondo, el Tangsudo / Tang soo do, y en el Hapkido donde sus salas de practica toman el nombre de dochang.

En muchos estilos clásicos y tradicionales, al comienzo y al final de cada sesión de entrenamiento, los estudiantes hacen una limpieza ritual del dōjō, llamada sōji.

La limpieza regular enseña disciplina y refuerza el mensaje zen respecto a la responsabilidad de mantener el dōjō en perfectas condiciones.

Actualmente los dōjōs se encuentran en desuso debido al aumento de la práctica de los deportes de combate modernos, como el Boxeo, el Kickboxing, y las artes marciales mixtas.

Las cuales se enseñan y realizan en salas de entrenamiento ubicadas en la mayoría de gimnasios.

Las distintas partes de un dojo

 

Es el altar sintoísta o budista, presente al frente del dōjō. En él se da la bienvenida a los espíritus de los ancestros o "kami"; contiene símbolos tradicionales y/o las imágenes de los maestros fundadores del arte marcial a desarrollar.
Es el frente del dōjō, la pared opuesta a la entrada. En la tradición japonesa, suele apuntar al norte.
Es el asiento de los instructores al frente del dōjō.
En el dōjō, se refiere al espacio físico donde se encuentra el kamidana.

Otras partes:

Es el lado opuesto al kamiza, donde los estudiantes se sientan por orden de graduación según el grado por cinturones (kyu - Dan) y/o antigüedad, en filas.
Es el lado derecho del dōjō, donde se sientan los estudiantes de mayor grado o experiencia.
Es el lado izquierdo del dōjō, donde se sientan los estudiantes que aún no poseen suficiente experiencia o grado en el arte marcial a desarrollar.
A %d blogueros les gusta esto: